¿Cómo desarrollar la paciencia ante discusiones con los hijos?

Respirar, mantenerse firme sin agresividad y ceder en algunas ocasiones son parte de las técnicas que hay que aprender para que un conflicto no nos saque de quicio.

 

Los puntos de vista opuestos entre padres e hijos suelen generar discusiones, que hasta los padres más comprensivos pueden perder la paciencia en algún momento. Lo más recomendable es que los padres intenten resolver el conflicto poniéndose en el lugar del hijo, escuchándolo y tratando de entender lo que siente. Pero para lograr esto se debe haber cultivado la confianza necesaria para expresar los sentimientos. “Por ejemplo, un padre puede decir: ‘entiendo que quieres hacer tal cosa, pero siento temor de que te pase algo’. A partir de ahí se puede negociar.

Para llevar a cabo estas negociaciones se requiere de mucha paciencia, lo que demanda aprender algunas técnicas claves para que estas situaciones no nos saquen de quicio.

Según Giuliana Caccia, autora del libro “Educación en serio: Reflexiones para ser los padres que nuestros hijos necesitan”, para no perder la paciencia frente a una discusión podemos aplicar las siguientes herramientas:

1. Respirar: “Hay que contar hasta diez, hasta veinte o hasta cien si es necesario. No seguir este primer paso puede desencadenar alguna tragedia doméstica”, refiere la autora.

2. Recordar que son niños: “No estamos lidiando con gerentes generales de transnacionales a quienes le pagamos por responder profesionalmente. Son niños y son nuestros, por lo que van a empujar situaciones hasta el infinito y más allá tratando de conseguir lo que quieren. Antes de reaccionar negativamente, debemos pensar que son inmaduros y que nosotros somos los adultos de la familia”.

3. Firmeza sin agresividad: “La firmeza no implica que gritemos o que seamos intransigentes. Sin embargo, es algo que debemos sostener en todo momento”.

4, Perder algunas batallas a propósito: “Hay algunas batallas no tan trascendentales que podemos perder para hacerles sentir que no viven en una dictadura. Hay que ganar las batallas importantes y dejarles ganar algunas que no son tan relevantes”.

5. El tiempo con los niños: Si estamos todos el tiempo con los niños va a llegar un momento que se perderá la paciencia. Por el otro, si se trabaja todo el día se llegará a casa muy cansado como para enfrentar problemas infantiles. En estos casos, la autora recomienda pedir ayuda cuando sintamos que este tipo de situaciones nos desbordará.

6. Un día a la vez: “Hay que enfrentar las situaciones día a día y no cruzar antes de llegar al puente. Esto ayuda a serenarnos y enfrentar el presente, tratando de pasarlo lo mejor posible”.

 

pcca

Fuente: Rpp

Related posts

Deje su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *